La Culebrilla según los curanderos


Enfermedad que provoca una erupción en la piel siguiendo una línea. Se cree que cuando la línea (culebra) une sus dos puntas (la cabeza se junta con la cola) tiene consecuencias fatales para el portador.

Una forma de curarla es frotando un sapo sobre la culebrilla para que este absorba el veneno. También se suele escribir con tinta en ambos extremos las palabras Jesús, María y José.

Ildefonso Pereda Valdés señala por su parte como cura tomar un jarro con un poco de agua y tomando tres ramitas recitar la siguiente oración tres veces por día durante tres días: "Yo iba por un caminito, me encontré con San Pablo, me preguntó que tenía, contesté que era culebrilla, que con qué se curaría? Respondió San Pablo:
con agua de la fuente y rama de ... (nombre del enfermo)".

Se denomina así porque los gauchos de la Pampa Húmeda de la Argentina (Sur de la Provincia de Buenos Aires y zona Este de La Pampa) suponen que su contaminación proviene del paso de una víbora o culebra sobre la ropa extendida para su secado sobre los cultivos (generalmente de trigo).

La creencia incluye la certeza que si la erupción maculo-papulosa- flictenular arrazimada, que aparece en la superficie dérmica sobre el nervio afectado (generalmente una rama SENSITIVA intercostal) circunda el cuerpo traería consecuencias fatales para el paciente, cosa imposible por la simetría bilateral hace que no haya conexión entre los nervios intercostales izquierdos y derechos, la infección es de consecuencias graves cuando ataca a los pares craneales, a causa de lo cual las vesículas pueden llegar a opacificar la cornea.

La Culebrilla según la ciencia


El HERPES ZOSTER es una infección aguda y localizada con el virus varicela zóster, que ocasiona una erupción vesicante y dolorosa. Después de un episodio de varicela o virus del herpes humano 3, el virus se vuelve latente en el cuerpo y el herpes zóster ocurre como resultado de la reaparición del virus después de muchos años.

Ataca a los ganglios de las raices posteriores de los nervios espinales (sensitivos) y su área de inervación, produciendo dolor neurálgico a lo largo del nervio afectado y la erupción cutánea del área correspondiente a dicho nervio.

Las lesiones también pueden aparecer en el cuello o el rostro, particularmente en el nervio trigémino de la cara. El trigémino tiene tres ramas: la superior que va a la frente, la media que va a la parte central de la cara y la inferior a la parte inferior de la misma. El compromiso de una rama del trigémino específica determina en qué parte de la cara están las lesiones cutáneas.

Tratamiento
El herpes zóster por lo general desaparece espontáneamente y es posible que no requiera tratamiento, excepto para el alivio sintomático, en cuyo caso se utilizan medicamentos para el dolor.

El aciclovir es un medicamento antiviral que se puede prescribir para acortar el curso, disminuir el dolor, reducir las complicaciones o proteger a un individuo inmunocomprometido. El desciclovir, famciclovir, valaciclovir y penciclovir son similares al aciclovir y se pueden utilizar para tratar el herpes zóster.

Para mayor efecto, el tratamiento con estos medicamentos similares al aciclovir se debe iniciar dentro de las 24 horas de la aparición del dolor o sensación de ardor y, preferiblemente, antes de la aparición de las ampollas características.

Por lo general, los medicamentos se suministran en pastillas, en dosis cuatro veces mayores que las recomendadas para el herpes simple o herpes genital. Las personas gravemente inmunocomprometidas pueden requerir terapia con aciclovir intravenoso.

Los corticosteroides, como la prednisona, pueden emplearse ocasionalmente para reducir la inflamación y el riesgo de neuralgia posherpética. Estos han mostrado ser más efectivos en los ancianos, pero tienen ciertos riesgos que deben sopesarse antes de indicarlos.

Se pueden necesitar analgésicos de suaves a fuertes para controlar el dolor. Los antihistamínicos pueden usarse en forma tópica (aplicación directa en el cuerpo) u oral para reducir la picazón. El Zostrix, una crema que contiene capsaicina (un extracto del ají picante), posiblemente puede prevenir la neuralgia posherpética.

Se pueden utilizar compresas húmedas y frías para reducir el dolor. Los baños calmantes y lociones, como los baños de avena coloidal, baños de fécula o lociones y loción de calamina pueden ayudar a aliviar la picazón y la molestia. Así mismo, se recomienda el reposo en cama hasta que baje la fiebre.

Se debe mantener la piel limpia y no reutilizar artículos contaminados. Igualmente, los artículos no desechables deben lavarse en agua hirviendo o deben desinfectarse antes de reutilizarse. La persona puede requerir aislamiento mientras las lesiones estén supurando para que no infecte a otros, especialmente las mujeres embarazadas.


Conclusión


El procedimiento de frotar un sapo o escribir con tinta la palabra Jesús o Maria soluciona la enfermedad simplemente porque la misma desaparece espontaneamente al poco tiempo y sin tratamiento alguno.

1507.jpg
Patrón clásico de herpes zoster (culebrilla). La infección sigue el trayecto de una raíz de un nervio desde la columna vertebral, a lo largo de una costilla, hasta la parte anterior del tórax. El área inervada por el nervio se llama "dermatoma".